Camino Olvidado. Pedrosa de Valdeporres – Aguilar del Campoo (4 etapas).

Irailak 3-6

Guía: Roberto. Tracks GPX.

ETAPA 7. PEDROSA DE VALDEPORRES-CILLERUELO DE BEZANA

Salimos por la vía verde hasta la localidad de Quintanabaldo, donde tomamos el GR-85 hacia Villabascones de Bezana, haciendo un pequeño desvío para visitar la cascada de Las Pisas. Subimos hacia San Cibrián y empalmamos con el camino oficial cerca del Molino la Cueva. Las marcas nos llevarán hasta la localidad de Soncillo, punto idóneo para reponer fuerzas en algunos de sus bares o restaurantes. Abandonamos nuevamente el camino oficial con objeto de evitar un largo tramo de carretera nacional. Así, a la salida de Soncillo, seguimos durante algo más de un kilómetro el camino vecinal que lleva a Castrillo de Bezana, abandonándolo por un camino transversal que comunica con la carretera a la aldea de Riaño y al poco llegamos a cruzar la carretera nacional, reencontrándonos con las marcas del camino oficial. Las marcas nos llevarán hasta Virtus y, cruzando un pequeño altozano, terminaremos la marcha en Cilleruelo de Bezana.

Longitud: 19,5 km;   Desnivel: 450 m de subida y 250 m de bajada.

ETAPA 8. CILLERUELO DE BEZANA-MONTES CLAROS

Por un recorrido bastante llano y próximos al Pantano del Ebro cruzaremos los pueblos de Quintanilla de San Román, Villamediana de San Román y Herbosa. Pasaremos próximos a la aldea de San Vicente de Villamezán y poco después abandonaremos las marcas para cruzar un brazo del pantano y poner rumbo a Quintanilla de Santa Gadea. Aquí destacan un monumental roble, ya seco y una necrópolis medieval. Tomamos el camino de Peña Escrita, cruzando por una zona de prados rodeados de pintorescas formaciones de arenisca. Es la cabecera del curso de río Ballurbio, que nace en el límite septentrional del Monte Hijedo, uno de los robledales más extensos y mejor conservados de Europa. Después de un remonte entramos en la comunidad de Cantabria y bajamos por el valle del Arroyo de Cuestallomo hasta la carretera que nos llevará a Bustasur. Cruzamos el puente sobre el Ebro y ascendemos hasta Montes Claros, siendo este último tramo coincidente con el GR-99 “Camino Natural del Ebro”.

Longitud: 24 km;    Desnivel: 500 m de subida y 410 m de bajada.

ETAPA 9. MONTES CLAROS-CASASOLA

El comienzo recorre los bosques de hayas y robles que cubren la vertiente norte del monte Somaloma, tratando de seguir el viejo camino de Celada Marlantes. De aquí bajaremos a Fombellida, pasando por encima de la línea del ferrocarril Madrid-Santander y bajo la autovía A-67.

Subiremos a la aldea de San Martín de Hoyos, donde recuperaremos el trazado del camino oficial. A la salida del pueblo destaca su torre medieval. Tras un corto descenso, el resto es un plácido paseo por el valle del Arroyo de la Nava hasta Casasola. Como su propio nombre indica es una construcción solitaria, que fue casa consistorial del municipio de Valdeolea y hoy es un restaurante. Metros antes habremos pasado por un puente que dicen romano, pero en realidad es medieval.

Longitud: 18 km;   Desnivel: 440 m de subida y 410 m de bajada.

ETAPA 10. CASASOLA-AGUILAR DE CAMPOO

Etapa completamente llana que, a excepción de los primeros kilómetros, sigue íntegramente el recorrido oficial. Tratando de evitar en lo posible los recorridos por carretera, tomaremos en primera instancia el camino a Barriopalacio. Luego cruzaremos la carretera de Mataporquera y seguiremos por pistas hasta Las Henestrosas y la iglesia rómanica de Santa María la Real. A partir de aquí seguiremos ya las marcas amarillas que nos llevarán por los pueblos de Bercedo, Cuena y Nestar. A la salida de este último cruzaremos por el Puente de la Perdiz de origen romano. A medio camino del final de la travesía en Aguilar de Campoo aún cruzaremos otro pueblo: Grijera.

Longitud: 21 km;   Desnivel: 170 m de subida y 210 m de bajada.