Nalda – Peña Bajenza – Viguera – Barranco del Badén – Sorzano.

Maiatzak 9

Guía: Roberto. Track GPX.

PEÑA BAJENZA (942 m) Y BARRANCO DEL BADÉN.

Las Peñas de Viguera son un conjunto de “castillos” de conglomerado rojizo que se levantan súbitamente en la ruta que conduce a Soria, a pocos kilómetros de Logroño. En sus entrañas se abren algunos de los barrancos más espectaculares y famosos de La Rioja.

Comenzaremos en la parte baja de Nalda (540 m) y subiremos por sus empinadas callejuelas al castillo que domina la localidad (654). Desde la plaza mayor saldremos del pueblo por el camino del cementerio y la ermita de Villavieja. Tras cruzar un par de barrancos subiremos por buena senda hasta la cumbre de Peña Bajenza (942 m). La cima es una planicie levemente apuntada hacia el río Iregua, con una caída vertical de 200 m. Podemos acercarnos con precaución hasta la cruz, al borde del acantilado.

El camino continúa hacia Viguera (685 m) en progresivo descenso, con leves repechos para cruzar sendos barranquillos. En el pueblo podemos hacer un alto para tomar algo antes de continuar; queda la parte más interesante.

Bajamos a cruzar el Iregua por el puente medieval, tomando al otro lado de la carretera un senderillo que nos llevará en cortas revueltas al pie de la pared de conglomerado. Bajo una bóveda rocosa se cobija la ermitilla de San Esteban. Una senda algo incómoda, pero que permite evitar la peligrosa carretera, nos acerca hasta el Barranco del Badén. Subiremos por el profundo barranco en el que las paredes que nos flanquean parece que se quieren cerrar sobre nuestras cabezas por momentos. Por los flancos afluyen otros barranquillos, auténticas grietas donde no entra la luz del sol. Arriba saldremos a terreno abierto muy cerca de la cumbre de Las Guardias (961 m); cerca y al otro lado queda Peña Moya (955 m). Desde la antecima norte bajaremos al encuentro del camino que lleva de Castañares de las Cuevas a Sorzano (715 m), terminando en este último.

Longitud: 18 kms Desnivel: 1020 m de subida y 845 m de bajada.