Aste Santua 2018. La Axarquía. Sierra Tejeda. Málaga.

Martxoak 29 – Apirilak 2

Prezioak: bazkideak 140 €, ez bazkideak 275 €.
Precios: socios 140 €, no socios 275 €.

Txartelak: 13, 15, 20, 22, 27 (ikusi arauak).
Billetes: 13, 15, 20, 22, 27 (ver normas).

Irteera: Landakon, 23:00 etan, asteazkena 28an.
Salida: Landako a las 23:00 del miércoles 28.

Guía: Roberto Gil.

Alojamiento en régimen de media pensión en Nerja. Reservadas 40 plazas. 

Tracks GPX.

La comarca de la Axarquía (pronúnciese ajarquía), comprende la región más oriental de la provincia malagueña, que limita con la vecina de Granada. Su denominación procede del árabe sarquiyya, que significa “parte oriental”. Las sierras de Tejeda y Almijara establecen el límite con la provincia de Granada y todo el conjunto serrano fue declarado parque natural en 1999. Es una región muy accidentada con profundos barrancos que descienden raudos hacia la cercana línea de costa. Aquí se encuentra la cumbre más alta de Málaga, 2066 m en el Pico Tejeda y, cumbres como el Navachica (1831 m), se encuentran a solo 10 kms de la costa. En sus faldas se asientan bellos pueblos blancos, que han sabido mantener su aspecto primigenio a pesar del creciente turismo. El clima es muy suave en invierno y caluroso en verano. No en vano nos encontramos en la “costa tropical” de Europa, con cultivos de aguacates, chirimoyas, mangos, caña de azúcar…

Las rutas, aunque hay variantes más asequibles, son largas y de un desnivel respetable. Los caminos, salvo el acceso a algunas cumbres, están bien trazados y son relativamente cómodos; muchos son caminos de mulas. Hay que tener un cierto hábito montañero para acometer con éxito las travesías que se proponen. El agua es muy importante, hay que ir bien provistos de líquido, pues en estas sierras no abundan las fuentes y a veces las encontraremos secas. Aunque es primavera temprana, en estas latitudes el sol ya tiene fuerza, serán muy convenientes una gorra y crema solar.

Cahorros del Río Chillar

Viajaremos toda la noche para llegar por la mañana a Frigiliana. Nos daremos un tiempo para visitar con calma el pueblo, el más bello de la comarca y que forma parte del selecto club de los pueblos más bonitos de España.

Emprenderemos la marcha (290 m) siguiendo las balizas del GR 249 (Gran Senda de Málaga). Bajamos al río Higuerón y tras un breve recorrido junto a su curso nos elevaremos a las Lomas de la Garza (480 m). La senda irá trasponiendo diversos contrafuertes en un recorrido de pequeños altibajos antes de descender al río Chillar (350 m). Aquí abandonamos el GR y comenzamos el descenso del río Chillar. Es un largo descenso a menudo por el mismo cauce, con tramos sumamente estrechos. En los denominados “cahorros”, más que un desfiladero es una auténtica grieta, bastando extender los brazos en algunos puntos para tocar ambas paredes. El río siempre lleva agua y eventualmente puede llegar hasta la rodilla. Serán necesarios unos escarpines o unas zapatillas viejas que no nos importe mojar, pero siempre calzado con buena suela (chanclas no), también unos pantalones cortos.

Terminado el paso por el desfiladero llegaremos a las afueras de Nerja, continuando la marcha hasta el alojamiento.

Longitud: 16 km; Desnivel: 410 m de subida y 680 m de bajada.

Barranco de los Cazadores y Tajo del Almendrón (1513)

La marcha comienza en la barriada de Capistrano, a las afueras de Nerja (175 m). Recorreremos la cuerda que separa el río Chillar y el barranco de La Coladilla, encumbrando el cerro Mangüeño (671 m). Al llegar al collado del Apretadero (536 m), tomaremos hacia la derecha el GR 249 y, tras pasar la Fuente del Esparto, seguiremos hacia arriba por un carril secundario que asciende por la loma de la Camatocha. Arriba continúa una senda con vistas aéreas sobre el barranco de los Cazadores. Pasamos bajo el torreón del Almendrillo (1335 m) y después de rebasar la vertical del Tajo del Almendrón subimos hacia la izquierda para enfilar hacia la cumbre por su arista oriental. Hay que extremar las precauciones en el último tramo, a nuestra derecha tenemos precipicios cercanos a los 1000 m y el terreno está bastante roto. Hay que hacer uso de las manos en ocasiones, aunque son pasos sencillos.

Regresamos a la senda y bajamos al cauce del barranco. Una antigua senda minera recorre la parte baja del Barranco de los Cazadores. El camino se encuentra algo deteriorado por las riadas de hace unos años. Al final del barranco salimos a la pista de la Fuente del Esparto que nos lleva sin pérdida hasta las cuevas de Nerja (140 m). Se sugiere abandonar la pista más adelante para internarse en el Barranco de la Coladilla, más interesante, evitando así el trasiego de vehículos.

Longitud: 24 km; Desnivel: 1700 m de subida y 1730 m de bajada.

Alternativa: Pico Cielo (1508)

Se parte de la rotonda de la carretera nacional que hay a la salida de Maro hacia Almuñecar (120 m). Cruzamos bajo la autovía y remontamos el barranco de Sanguino por su fondo. Luego la senda tira hacia arriba y enlaza con otra senda horizontal que nos lleva hasta la pista de acceso al cortijo de La Civila (580 m). Esta pista viene de la que lleva a la Fuente del Esparto y nos puede servir como retorno rápido a las cuevas de Nerja. La pista finaliza un poco más arriba del cortijo (790 m) y continuaremos por senda que serpentea por La Cuesta del Cielo. Ganada la loma sur (1100 m) continúa por ésta hasta la cumbre, con unos últimos metros bastante empinados. En la cima nos recibe una cruz y unas vistas grandiosas. La costa se encuentra tan solo a 6 kms y en días claros se divisa la cordillera del Rift en Marruecos.

Bajamos hacia el Oeste siguiendo los hitos por terreno bastante inclinado. Hacia los 1200 m tomamos la senda de La Media Luna, muy marcada, que nos dejará en el final del barranco de Los Cazadores y en la pista de la Fuente del Esparto, por la que regresaremos hasta las cuevas.

Longitud: 21 km; Desnivel: 1450 m de subida y 1430 m de bajada.

Travesía Játar – Cómpeta. Pico Lucero (1774)

El Lucero (1774 m) es una de las cumbres señeras de la Sierra de Almijara. Si bien el Navachica (1831 m) le supera en altitud, el Lucero posee una figura más esbelta y alpina que contrasta con el perfil alomado de su vecino. De su importancia estratégica dan cuenta los ruinosos muros de la cima, que pertenecieron a un puesto de la Guardia Civil para controlar a los maquis y el contrabando.

La excursión comienza en el polígono de Los Enebrales, perteneciente a la localidad granadina de Játar (1090 m). Tomaremos la antigua vereda de Játar a Cómpeta, recuperada y señalizada. Poco antes de llegar al Puerto de Cómpeta (1404 m) en el límite de provincias, nos desviaremos al Este por una pista que sigue el curso de la Rambla Mota. A 1km tomaremos a la derecha la senda que lleva al Lucero (panel indicador). La senda deja a la izquierda la cumbre de La Mota (1649 m) y alcanza el collado de La Perdiz (1520 m), al pie de la pirámide del Lucero. Ahora se trata de subir por una senda serpenteante tallada en la roca, que daba acceso al puesto de vigilancia de la cima.

De regreso en el collado de la Perdiz, bajaremos hacia el Sur siguiendo los hitos por terreno muy pendiente hasta dar con la senda del Daire. Esta senda recorre a media altura la vertiente malagueña y entronca con la vereda de Játar a Cómpeta algo más abajo del Puerto Blanquillo (1203 m). A partir de aquí se trata de seguir la marcada senda, más tarde convertida en pista, que nos lleva hasta el campo de fútbol, en la parte alta de Cómpeta. El autobús nos estará esperando en el Parque Arroyo Lara, en la parte baja del pueblo, en la salida hacia Torrox y Vélez-Malaga.

Longitud: 24 km; Desnivel: 1070 m de subida y 1590 m de bajada.

Alternativa: Travesía Játar – Cómpeta

Se trata de seguir íntegramente la vereda de Játar a Cómpeta, dejando de lado el ascenso al Lucero.

Longitud: 17 km; Desnivel: 670 m de subida y 1190 m de bajada.

Travesía Alcaucín – Sedella. Pico Tejeda (2066)

El Pico Tejeda (2066 m) representa el techo de Málaga. El topónimo La Maroma alude en realidad a una sima próxima a la cumbre, que se utilizó como nevera. Es también el dosmil más occidental de Andalucía. La subida desde Alcaucín no está precisamente entre las más clásicas, pero nos permitirá  realizar una travesía bajando a Sedella por un camino recuperado recientemente. Quién haya subido antes a esta cumbre puede que encuentre un aliciente en repetir la subida por caminos diferentes.

De la parte alta del pueblo (500 m), parte una senda que asciende por la pinada en numerosas zetas. Luego se continúa un tramo por pista y de nuevo por senda hasta salir del pinar y llegar a una loma que conduce a una pequeña prominencia, La Torrecilla (1521 m). Sigue un tramo llano donde la senda tiende a desvanecerse y más tarde hay que cruzar el barranco que llevamos a nuestra derecha para enlazar con la ruta que sube desde Canillas de Aceituno a la altura del paraje conocido como La Proa del Barco (1689 m). Ahora la senda vuelve a definirse perfectamente y nos llevará a las ruinas de la Casa de la Nieve, al pie de la subida terminal al pico, donde las rampas vuelven a ser pronunciadas. Arriba llegamos al vértice geodésico, aunque realmente la cumbre está más al Este. Toda esta zona es una vasta altiplanicie calcárea, que recorreremos asombrándonos de las vistas. Comenzaremos a descender en dirección Este, pero permaneciendo en la vertiente malagueña, atentos al desvío del camino de Sedella. Éste aparece a la altura del Tajo Volaero (1900 m). El comienzo es bastante abrupto, pero la senda está bien trazada. Cabalgaremos una crestecilla en dirección Sur, que culmina en el Cerro del Fuerte (1503 m) y seguiremos en la misma dirección hasta desembocar en una pista en el Collado de la Monticara (1162 m). Más adelante deberemos abandonar esta pista, tomando a la izquierda una senda, que retoma la loma y no la abandona hasta llegar a las primeras casas de Sedella (690 m).

Longitud: 21 km; Desnivel: 1600 m de subida y 1390 m de bajada.

Alternativa: Travesía Canillas de Aceituno – Sedella

El comienzo de la excursión parte de Canillas de Aceituno, en concreto del campo de fútbol, a las afueras del pueblo (634 m). Hay que cruzar el pueblo y dirigirse a su parte alta, buscando unos depósitos de aguas. Allí mismo comienza el sendero de la Casa de la Nieve (panel indicador), una de las rutas más clásicas al Pico Tejeda o La Maroma.

Seguiremos el sendero que más arriba llega a la cueva y fuente de La Rábita (1072 m). A partir de aquí entramos en una zona deforestada donde la senda tiene a arrimarse al filo de la loma que llevamos a nuestra izquierda. Poco antes de ganar la loma en el Collado de la Gitana (1339 m), aparece un importante desvío a la derecha que debemos tomar, dejando la senda que continúa hacia la cumbre. Esta senda recorre la vertiente sur del Pico Tejeda, surcada por unas abruptas canales, conocidas como Los Chimeneones y alcanza un rellano (1285 m) en la arista suroeste del Cerro del Fuerte. Desde ahí desciende al Collado de la Monticara (1162 m), donde confluye con el itinerario anterior.

Longitud: 13 km; Desnivel: 880 m de subida y 750 m de bajada.